Saltar al contenido
Sillones Vintage

¿Cómo elegir un sillón?

elegir un sillón

¿Estás buscando un sillón para tu casa? Puede ser una tarea un tanto complicada, dado que, al ser un asiento para una sola persona, hay que barajar muchas variables. Te vamos a desvelar cuáles son los factores que entran en juego a la hora de elegir un sillón, así que presta mucha atención.

La habitación en la que va a estar

No es lo mismo un sillón para un salón que para un despacho, o uno para jardín o balcón. Antes de elegir un sillón, debes preguntarte: ¿para qué sala va a ser? Porque si es para jardín, igual te interesa que el sillón sea de mimbre, mientras que para tu despacho igual te interesaría más que fuera de cuero.

¿Quién va a usar el sillón?

Otra cosa a tener en cuenta es quien va a usar el sillón. Si es un sillón personal, que únicamente vas a utilizar tú, te podría interesar que tuviera algunos extras, como el que se pueda reclinar, que tenga sistema de masajes o, igual, si eres persona que sufre de las articulaciones, que cuente con la función de levanta personas.

En cambio, si es un sillón que vas a poner para ganar un asiento extra en el salón, no tienes por qué molestarte en buscarle ningún añadido. Te bastará con un sillón que case con el tipo de sofá que hayas escogido para este espacio.

Ten en cuenta el relleno

elegir sillón

A la hora de comprar un sillón, mira bien el tipo de relleno con el que está fabricado. Igual te interesa más un relleno Memory que el típico que se utiliza para los sillones. Si eres persona que suele sufrir de mucho estrés por el trabajo, o de las articulaciones, tendrías que elegir un sillón relax.

Por ejemplo, una butaca tiene un relleno más simple que un sillón relax, pero es perfecta cuando se va a sentar la gente por poco tiempo.

El diseño

El diseño que tenga el sillón también es algo que hay que tener muy presente. ¿Quieres un sillón orejero? ¿Qué tenga para apoyar los pies al reclinarse o que el reposapiés sea independiente?

Luego está el tapizado. Este debería ser a juego con el del sofá para el salón, pero cuando es para otra estancia, donde va a ser el único protagonista, entonces hay que barajar otras opciones. ¿Para un despacho? Estaría bien el cuero para darle un poco de clase. ¿Para un balcón? Un tejido más suave con un motivo floral, y, por supuesto, que esté preparado para soportar la lluvia y el contacto con el sol, o en poco tiempo se estropeará. Por lo que estaría bien que pensarás en ponerle una funda.

Este debe quedar bien con la decoración. Si es moderna, pues un sillón moderno o un sillón vintage para darle un poco de carácter. ¿Qué es minimalista? Compra un sillón en blanco sin orejas.

El precio

Como elegir un sillón

Claro que te va a influir mucho el precio a la hora de elegir un sofá u otro. No obstante, esto es lo último en lo que deberías fijarte. Lo fundamental en un sillón es que al sentarte te sientas cómodo y relajado, no que notes como la estructura se va clavando en tus huesos y que te haga daño.

Tendrás que mirar muchos modelos antes de elegir un sillón para tu casa, probarlos y hacer una selección para luego comprar los precios y así hacerte con el que mejor se ajuste a tu presupuesto y tus necesidades. Pero, recuerda, no por ser más caro va a ser mejor ni tampoco será malo por ser barato. No obstante, a veces, es mejor pagar un poco más por conseguir algo mejor. Si la diferencia es mínima, y otro sillón te ofrece algo más que no tenga él va a ser tu elección, ¿por qué no optar por ese modelo?