Saltar al contenido
Sillones Vintage

Cómo decorar un sillón

Como decorar un sillón

Ideas de decoración de cojines

Decoración con mantas

Si ya hemos comprado el sillón y no queda especialmente bien en la habitación donde lo hemos colocado, siempre podemos apostar por ponerle una manta. Lejos de lo que nos pueda parecer, supone un recurso muy práctico.

Por un lado dan mucho color, además de unos increíbles estampados que harán que se conviertan en los principales protagonistas del lugar.

Las mantas los harán mucho más cálidos, algo clave para cuando llegan los meses de invierno.

Decoración de sillones con cojines

Decoración de sillones con cojinesOtra de las ideas para saber cómo decorar un sillón son los cojines. Lo único que tendremos que hacer es elegir aquellos que se combinen bien con el sillón y con el entorno.

Las tendencias actuales nos indican que los cojines deben de lucir tonalidades fuertes; puede que un color de cojín en rosa, en fucsia, violeta, o quizá negro queden bien con el sillón.

Recuerda que con los cojines también podemos jugar con texturas; seguro que un cojín aterciopelado queda genial ¿No crees?

Si el presupuesto no es un problema, podemos apostar por la decoración de sillones con cojines de diseño. Están adaptados a lo último de lo último en moda, logrando que nuestro salón, o cualquier espacio, tenga un estilo futurístico que te apasionará.

Decorar sillones con pieles

Si las ideas anteriores no te han terminado de convencer, las pieles (sintéticas), pueden ayudarte a cambiar por completo el estilo del sillón.

Podemos comprar mantas de piel para tenerlas de forma permanente en el sillón; por un lado son muy estéticas, al mismo tiempo que aportan una calidez más que considerable.

Lo mejor de todo es que, en el momento en el que llegue el invierno, estas pieles podemos usarlas a modo de manta. Ya lo que sólo nos quedaría es hacernos un buen cuenco de palomitas, poner una buena peli y olvidarnos de todo lo demás.

El último recurso: el tapizado

Desgraciadamente, estas ideas de cómo decorar un sillón no funcionan siempre. Si el estilo nos desagrada tanto y no hay nada que podamos hacer para disimularlo, recuerda que siempre te queda la opción de tapizarlo.

Existen empresas especializadas en este trabajo que te cobrarán mucho menos de lo que te piensas. Podrás personalizar el sillón de la forma en la que se te antoje, quedando como si fuera otro modelo, completamente nuevo.

Así que ya sabes: si tienes un sillón cuyo estilo no te termina de convencer, estas ideas pueden cambiarlo por completo.